Cada vez oímos a más personas comentar lo saturadas que están de recibir impactos publicitarios en su buzón, en su email, cuando navegan por internet, en vallas publicitarias, en televisión,… Vivimos rodeados de publicidad, es un hecho. Pero no significa que no haya formas de conseguir que una acción publicitaria a través del soporte que sea no pueda ser efectiva. La clave radica en que dicha acción publicitaria esté muy bien diseñada.

Desplegables impresos a todo color…Uno de los soportes publicitarios en los que tenemos más experiencia es el buzoneo y el parabriseado, ya que llevamos varias décadas ayudando a empresas a diseñar e imprimir su material publicitario para buzonear. En este post os queremos dar el paso a paso a seguir para realizar un buzoneo eficaz y rentable, no sin antes trasladaros algunos datos estadísticos existentes sobre este tipo de campañas que harán que te convenzas de que el buzoneo puede ser la mejor solución publicitaria para tu negocio.

 

 

Tome nota.

  • A 70 de cada 100 usuarios les gusta recibir ofertas y descuentos en su buzón. El 70% de esos usuarios lee y conserva los folletos (publicidad, dípticos, catálogos, flyers…) una media de 5 días en su hogar, siempre y cuando la oferta, producto o servicio recibidos entre dentro de su perfil de compra.
  • Más del 45% de las personas que reciben publicidad en su buzón, contactan con el establecimiento emisor, bien sea vía web, teléfono o de manera presencial.

 

Diseñe su campaña de buzoneo paso a paso.

 Paso 1. Defina el objetivo del buzoneo.

 Hay una pregunta inicial e ineludible antes de comenzar a diseñar la campaña, ¿qué quieres conseguir con el buzoneo? Te daremos algunos de los motivos más frecuentes para realizarlo.

  • Lanzamiento de marca y/o producto. Es frecuente querer comunicar una nueva apertura comercial o un nuevo producto o servicio. En este caso se utiliza el buzoneo como plataforma de comunicación propagandística.
  • Captación. El objetivo excede de la mera comunicación ya que se pretende captar la atención del usuario para que realice una acción dirigida a través de lo que se conoce en publicidad como un gancho comercial (que acuda a la tienda, que visite su web, que llame por teléfono, que compre un producto concreto, que se apunte a una actividad, que contrate un servicio, etc.)
  • Fidelización. En campañas de buzoneo orientadas a la fidelización del cliente potencial el mensaje que se lanza tiene en cuenta que el usuario ya nos conoce, y con gancho o sin él, se diferencia de otras campañas en que son eficaces mediante la programación frecuente y constante de las campañas. Tenemos un claro ejemplo en los catálogos que frecuentemente recibimos en nuestro buzón del sector de la alimentación.
  • Objetivos mixtos. Sucede que a veces, cuando el producto o servicio es de interés general, se podrían mezclar varios o todos los objetivos anteriores en un mismo soporte impreso para buzonear obteniendo excelentes resultados.

 

Paso 2. Elija el tipo de público a quién se va a dirigir la acción.

Definir el público objetivo es fundamental ya que nos va a condicionar absolutamente las fases posteriores del diseño de la campaña. No es lo mismo si nos queremos dirigir al público en general, en cuyo caso el buzoneo se podría realizar en todo tipo de domicilios, viviendas, edificios, naves, locales,… que si nuestro servicio está orientado a empresas en cuyo caso evitaríamos buzonear en viviendas particulares.

Imaginemos por un momento que somos una tienda de herramientas para mantenimiento de jardines, ¿deberíamos buzonear en viviendas particulares como pisos o solamente en zonas de casas bajas, chalets y parcelas? Como os decíamos antes, es fundamental que se realice este análisis en el comienzo del diseño si no queremos que nuestra publicidad acabe directamente en la basura.

Además, conocer exactamente en qué tipo de buzones vamos a operar, nos permite hacer un cálculo más acertado de la cantidad de publicidad que deberíamos imprimir. De hecho, poca gente sabe que en los ayuntamientos muchas veces nos dan el número estimado de viviendas por tipología que existe en su municipio.

 

Paso 3. Acote el ámbito geográfico.

¿Cuál es el área de influencia de su negocio? Quizás ni se lo haya planteado. A lo mejor siempre ha buzoneado a nivel local, en su misma población, y sin embargo no existen negocios que oferten su mismo producto o servicio en localidades limítrofes y tenga la suficiente demanda como para extender su campaña hasta allí.

A lo mejor tiene previsto un sistema de entrega a domicilio en un radio de acción de X kilómetros desde su tienda pero solo opera en un radio mucho más limitado por no darse a conocer. ¿Y qué pasa si su estrategia comercial incluye una tienda online y quiere convertirse en un negocio de referencia en su área de influencia para que las conversiones se produzcan indistintamente en la web o en su comercio físico?

Todas estas cuestiones son imprescindibles para saber a qué tiradas de material impreso tendríamos que hacer frente.

 

Paso 4. Programe la durabilidad y frecuencia de repetición.

 Seamos francos. La publicidad funciona por repetición. La única excepción es para aquellos casos en los que el gancho comercial es tan potente e irresistible que en el primer impacto ya funciona. Pero en un mundo tan competitivo como en el que vivimos, conseguir sacar una descarada ventaja a la competencia, y más a nivel local, es cada vez más difícil.

Es por eso que siempre os recomendamos diseñar las campañas publicitarias de buzoneo programando una fecha de inicio y de finalización y distribuyendo material impreso varias veces a lo largo del periodo de validez de la acción con mensajes más adaptados a la evolución de la misma.

Tenga en cuenta que la cantidad a imprimir será la resultante de la siguiente fórmula:

Cantidad a Imprimir = Tipología Buzón Target en Área Influencia x Frecuencia

 

Paso 5. Diseñe la comunicación gráfica del mensaje.

 Ahora viene lo bueno. Si ya sabemos el objetivo de nuestra campaña, a quién va dirigida, la zona de influencia, el periodo de validez y la frecuencia estimada de repetición, toca diseñar un material publicitario que se adapte a todo lo que queremos comunicar y transmita los valores corporativos que harán que el impacto conecte con nuestro público objetivo. No es lo mismo hacer un catálogo de productos perecederos de una cadena de alimentación, que una oferta puntual para captación de alumnos para sacarse el carnet de conducir en una autoescuela mediante un flyer con un buen gancho. Recuérdelo, en función del contenido, hay que definir muy bien el soporte en el que se quiere comunicar: flyers, dípticos, trípticos, folletos, catálogos.

Nuestro consejo aquí es que la identidad corporativa esté muy bien transmitida (logo, colores corporativos, estilo de comunicación), las imágenes sean de calidad, los contenidos estén bien estructurados, con jerarquía, sin faltas de ortografía, resaltando aquello que queremos destacar e informando claramente de todo lo que puede ocasionar dudas en el consumidor a través de coletillas muy manidas pero efectivas (“IVA incluido”, o no, “últimas unidades”, “hasta fin de existencias”, “sujeto a aprobación de la financiera”, “salvo rotura de stock”)

Además, recuerde que solo dispone de 2 a 3 segundos para captar la atención del receptor y conseguir que siga leyendo, por lo que generar un impacto que “altere” más de un sentido del usuario, nos permitiría pasar al siguiente nivel. Con el material impreso es muy difícil impactar sobre otro sentido que no sea la vista, pero eligiendo un gramaje más alto de papel, una terminación más distinguida, una impresión con reservas UVI, o generando interacción a través del folleto mediante códigos QR que lleven al receptor hasta un vídeo o un sorteo, por ejemplo, podríamos aumentar la probabilidad de éxito de nuestra campaña.

 

Paso 6. Realice una distribución eficiente.

 BUZONLo recomendable es coordinar conjuntamente con la imprenta y la empresa de buzoneo cuándo repartir el material impreso. Pero antes, un consejo, elija bien la empresa de buzoneo.

Tan importante como el diseño gráfico y la impresión que dé su publicidad, es la distribución de la misma. Asegúrese de que la empresa de buzoneo le dé garantía de que sabe hacer su trabajo, que su equipo humano sea completo y bien organizado, responsable y honesto.

Deberían aportarle información real de cobertura de viviendas o empresas (dependiendo de a quién vaya dirigido) a los que han llegado, apoyada por un informe detallado de los repartos del día (calles y zonas) para saber en qué estado está la acción y poder empezar a medir su eficacia.

Cualquier momento está bien, aunque si va a repartir en buzones ubicados en exterior, como chalets, casas bajas y naves, le recomendamos que evite los días de lluvia para que no arruine el estado de su material impreso. Y otro consejo, tenga cuidado con las fechas. Si su folleto publicitario lleva un día exacto de inicio de la campaña, asegúrese de que ese día estará todo repartido.

 

Paso 7. RECOMENDACIÓN TOP: Confíe en profesionales

carroSabemos que éste debería haber sido el paso 1, pero en este post queríamos aportar valor de contenido antes que valor comercial. Imaginamos que si ha llegado a este punto del artículo, ya se habrá dado cuenta de que el que una campaña de buzoneo o parabriseado tenga más o menos éxito no es casualidad. A lo mejor incluso usted ya ha realizado acciones parecidas a las descritas aquí y ha podido identificar alguno de los errores cometidos.

Como imaginará, hemos llegado a todas estas conclusiones tras cientos y cientos de campañas impresas y casi podríamos asegurar que en el mismo momento del planteamiento de la idea por parte del cliente o cuando nos envían un archivo en pdf con la creatividad gráfica, ya sabemos si la campaña funcionará o no.

Nuestra recomendación más importante es que invierta en campañas eficaces y rentables, y eso solo se lo pueden garantizar profesionales altamente experimentados en este tipo de acciones como nosotros, que como consultoría de artes gráficas que somos, SIEMPRE le ofreceremos la mejor solución existente, adaptada a sus necesidades y presupuesto, y cerrando el círculo para la completa realización de la campaña:

 

 

 

IDEACIÓN – DISEÑO – IMPRESIÓN – CONTACTO CON EMPRESAS DE BUZONEO

Recuerde… Nosotros nunca le haremos gastar en campañas de publicidad mediante buzoneo o parabriseado, le haremos invertir en ellas, porque estamos seguros que conoce la diferencia entre gasto e inversión. ¡Pues pónganos a prueba!